El Espanyol deja más que vivo a un Benfica que estava muerto

Los ‘pericos’ ganaban 3-0 en el 58′ (Tamudo, Riera y Pandiani), pero el Benfica renació con dos tantos seguidos.

Ver para creer en Montjuïc, donde el Espanyol sufrió un cambio radical que ni el engendro televisivo que presenta Teresa Viejo en Antena 3 podría superar. Los ‘pericos’ tenían virtualmente eliminado al Benfica de los cuartos de final de la UEFA, gracias a un 3-0 en el minuto 58, pero dejaron que el Benfica les hiciese dos tantos en un par de minutos fatales que dejan el choque de vuelta del próximo 12 de abril en Lisboa convertido en una infernal reválida, cuando los de Valverde tocaron el cielo durante cerca de una hora.

Del éxtasis al sufrimiento

La afición espanyolista, que desafió una noche lluviosa de Jueves Santo, pasó del éxtasis más absoluto tras marcar Walter Pandiani el 3-0 al sufrimiento total después de anotar Nuno Gomes el 3-2 para un Benfica que incluso tuvo alguna ocasión más para empatar. La entrada de Rui Costa y Miccoli en las filas portuguesas permitieron a los de Fernando Santos levantar una eliminatoria que tenían prácticamente perdida.

En pleno desatino local, Pandiani malogró en los últimos segundos de esta extrañísima contienda otra oportunidad de oro que desbarató el guardameta luso Quim y que podía haber arreglado algo el inexplicable desplome blanquiazul de la última media hora.

Un final para los ‘pericos’ tan decepcionante como explosivo fue su comienzo. Tamudo, Riera y Luis García desbordaron a los zagueros lusos gracias a su juego vertiginoso y su calidad. Además, la lluvia aceleró la circulación del balón y los locales se adaptaron mejor a las condiciones.

Tamudo abrió la cuenta tras recibir un fenomenal pase de Luis García y resolver con una gran acción individual, autopase incluido dentro del área, ante Quim. Un cuarto de hora más tarde, Riera lograba el 2-0 desde el segundo palo y después de que Nelson terminara de introducir el balón en su portería en su intento de despeje.

Tamudo se retira lesionado

El panorama, sin embargo, cambió por completo en la segunda mitad. A los siete minutos de la reanudación, Tamudo se veía obligado a dejar el campo por una sobrecarga en los isquiotibiales. Su sustituto, Pandiani, no tardó en marcar el 3-0, alcanzando así las diez dianas en la Copa de la UEFA, dos más que el rumano Claudiu Niculescu, del Dinamo Bucarest.

Pero los dos tantos seguidos del Benfica, el primero de Nuno Gomes tras una acción en la que los lusos rompieron el fuera de juego y el segundo de Simao, que marcó con cierta fortuna en su disparo, fueron un auténtico jarro de agua fría para un Espanyol que se jugará el próximo jueves en Da Luz su supervivencia en Europa

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: