Deportivo 0-0 Espanyol

El Espanyol salío con vida de Riazor (0-0) gracias a la falta de pegada de un renovado Deportivo de la Coruña que demostró al fin las grandes condiciones de su plantilla con un juego que promete resultados a corto plazo. Sólo la mala suerte y la falta de un nueve claro privaron a los gallegos de una victoria más que mercida ante un conjunto catalán que se quedó a años luz del nivel mostrado ante el Barcelona.

Parece que Caparrós ha encontrado el Deportivo que andaba buscando. Desde los primeros compases de partido se vio un equipo gallego dinámico, luchador y eléctrico en sus hombres de arriba. Todo indica que ya queda lejos aquel conjunto timorato que se dedicaba a vivir del fallo del rival.

Los gallegos lograron neutralizar sin problemas las contra más peligrosas de la Liga. Caparrós apostó por jugar por banda y sus rápidos extremos no le defraudaron. La versatilidad en la izquierda de Cristian y la calidad y rapidez de Estoyanoff hacían mella una y otra vez en la nerviosa defensa perica. Un gran centro del ex barcelonista lo desaprovechó el uruguayo que se entretuvo demasiado. Cinco minutos después, un gran pase al área del extremo charrúa no pudo finalizarlo Riki por milímetros.

Gol fantasma

El dominio de los gallegos era brutal. Caparrós había entramado una tela de araña que maniató a un De la Peña que se vio obligado a retrasarse para entrar en juego y ahí el cántabro perdió toda su efectividad. Tras un buen chut de Capdevila que despejó Kameni llegó la gran ocasión del partido. Riki se marchó con gran potencia por línea de fondo dio el pase de la muerte a Arizmendi que falló lo infallable. Solo y sin portero chutó al larguero y el balón cayó encima de la línea de gol.

Tras el increíble error, Riki cogió los galones. El madrileño se hizo dueño de la banda derecha y bombardeó el área espanyolista con continuos centros envenenados que nadie supo rematar. La falta de un nueve claro mató a los de Caparrós.

Después de la siesta en el primer acto el Espanyol salió algo más ‘enchufado’ al partido, pero los gallegos no se dejaron impresionar y siguieron intentándolo demostrando que su moral está totalmente recuperada. Sendos chuts de Estoyanoff y Riki volvieron a dejar claro quién era el dueño del partido. Instantes después llegaría la jugada polémica del encuentro. Pase al hueco para Arizmendi que arrancó en línea con el último defensor y fusiló a la red tras un zurdazo impresionante. Parecía que la justicia había llegado al fútbol, pero el juez del partido no opinó lo mismo y anuló el tanto.

El poste salva al Depor

Con las fuerzas gallegas mermadas el Espanyol pudo sorprender. En la única contra que armó el conjunto catalán en todo el partido, Tamudo se quedó delante del portero y su tiro cruzado se estrelló con el poste. El susto en Riazor fue tremebundo. Tras la única oportunidad de los de Valverde, el Deportivo se echó algo para atrás. Los cambios terminaron por acabar con el partido y sólo un remate de cabeza de Riki inquietó a Kameni. Al final reparto de puntos que sólo deja contento a un Espanyol del que se esperaba mucho más tras su ´’baño’ al Barça.

Cristian y Tamudo buscan un balón aéreo. Fue un partido de mucho desgaste físico pero de poco juego.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: